Nick Cave & The Bad Seed – Let Love In

87.jpg

Nick Cave pertenece a ese selecto grupo de artistas que uno no sabe donde cresta ponerlo al tiempo de definir su género musical, no por su complejidad musical o algún paseo por géneros variados, sino más bien la dificultad aparece en el momento en que Cave traspasa la música, asociándola a una forma de ser que va más allá de la masificación, pero sin quedar erradicado en el underground. De la misma estirpe que Tom Waits, pero menos jazzero y mas Sinatra, el susodicho en cuestión marca una forma de hacer música diferente, incrustada en una bohemia insana y poco hollywoodense, de esa bohemia oscura, donde los poetas discuten con la muerte tomando pisco de madrugada (jajaja weena redoles!!), de ambientes saturados de humo y terquedad, una “bohemia” que se pasea en lo más escondido de la urbanidad, pero a la vez lo suficientemente agradable como para que uno se siente, piense y asocie todo esto a algo trivial y casi colegial.

No tengo idea en que momento y en que circunstancias se produjo y escribió este disco, pero algo es claro y deducible, no fue un momento muy ameno desde el punto de vista sentimental, partiendo por el titulo, LET LOVE IN, y que decir del primer corte: Do you love me?, donde se nos presenta la típica desilusión amorosa, pero esta vez  la musa toma forma de  una prostituta sentimental idealizada, donde nuestro dady trata de nos cuenta el doble estándar de él y de ella, sus perversiones, de cómo se pudrió la relación, de cómo sabia que esto se acabaría antes de empezar, por eso se pregunta una y otra vez: DO YOU LOVE ME?? LIKE I LOVE YOU!!, buen tema para abrir el disco.

Nobody’s Baby Now, es una canción desgarradora, donde nuestro romeo trata de entender a la mina de turno, comprender porque cambio, si fue culpa de él, o era algo inevitable, porque la sigue sientiendo como siempre, cuando ella ya no es la misma, todo esto enfrascado en letras muy bien escritas y una melodía, como ya dije, desgarradora. Después de estas penas de amor, que mejor que cantar sobre el deseo carnal, deseperado y furioso de un amante, una declaración de todo lo que significa ser un Loverman para Cave, formando curiosos acrósticos, que al momento de cantarlos estallan en un remolino de lujuria desenfrenada, si en el fondo “tienes un demonio en la cama”. Jangling Jack, es un tema más prendido que los anteriores, jugando con algo de jingle, con estribillo pegajoso, y donde los Bad Seed pueden exhibirse y acompañar a Cave esta historia, para mi algo irrelevante viendo el curso del disco, pero eso si, harto pegajosa la weaita, al igual que Red Right Hand, con la única diferencia que esta ultima canción se hizo famosa por aparecer en numerosas bandas sonoras, tener un ritmo calmado y una historia bien contada, sobre como como alguien termina contactando un a un cabrón, a un mafioso, y lo que esto implica.

Cuando parece que el disco baja revoluciones para tomar la forma de un compilado de historias aparece Let Love In, y dale, volvemos de nuevo al despecho y la decepción, pero ojo, no es lo mismo que cante de esto Nick Cave que Montaner: “Despecho y decepción, los dos feos gemelos pequeños del Amor/ Llegaron llamando a mi puerta, yo los dejé entrar/querida, tu eres el castigo por todos mis pecados anteriores…” , presentarse como alguien atormentado, castrado y lobotomizado por tus propias inseguridades no es algo fácil, pero que más da si tienes el corazón en la mano y puedes leerlo con claridad. En Thirsty Dog volvemos a la estar prendidos, porque el amor también es un instinto animal, y nos hace actuar como “un perro sediento”, un kiltro desnutrido de afecto, y con el agua cortada desde hace algún tiempo. Ain’t Gonna Rain Any More, vendría ser más de lo mismo dentro del disco, pero igual sigue desarrollando argumentos como para que sigamos pendientes de sus historias, y en esta asocia a una muchacha con la lluvia, donde una vez pasada la tormenta, esta se va para no volver, y por fin se dio cuenta que da lo mismo, ella no volverá, al igual que la lluvia, por eso Lay Me Low viene a representar una especie de conclusión, una sacada en limpio de todo el disco, luego de leer, ver, contemplar, e ignorar el corazón en su mano, Cave decide tirarse al piso, cerrar los ojos y dejar que todo fluya, para terminar gritando DO YOU LOVE ME? En forma de un denso reprise, donde ya no apela a su emotividad e interioridad, sino más bien a la objetividad y la descriptividad lacónica, porque ante recuerdos que llegan a ser montruosas mentiras no le queda más alternativa que seguir adelante, frente en alto y empezar otra vez… alguien amara a este hijo e puta alguna vez??.

Anuncios

~ por fvguerino en agosto 18, 2007.

2 comentarios to “Nick Cave & The Bad Seed – Let Love In”

  1. wenas viejo.. me agrado esto.. pero falta.. como deciamos.. m’as rock!!.. y del bueno obvio.. y tb el perfume viejo temasos de esa pelicula o de las pelicuals de burton tb.. en fin suerte y que tes super! ciao!..

  2. wwaooo!!
    el tipo describe el amor con muscia tal y como se siente por dentro..
    que buen artista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: