Suede – Dog Man Star

La obra más aclamada de esta banda precursora del britpop que, además de este género, suda glam por todos sus poros. Las guitarras de Bernard Butler cortan profundamente, con un estilo inequívocamente Smiths-esco. La voz de Brett Anderson, heredera del David Bowie de mediados de los setenta, escupe líricas de crítica, sexo, sadismo y abandono a diestra y siniestra. Disco con un altísimo grado emocional que toca las fibras más sensibles de nuestro ser, y al menos 5 de sus tracks provocan lágrimas, escalofríos y sudor frío. Dog Man Star es un gusto adquirido, sin duda. Es de aquellos álbumes que en un principio pueden sonar melodramáticos más que apasionados, y la voz puede llegar a molestar más que agradar las primeras veces. Y no dudo que sobren comentarios o críticas que aclamen el contenido musical del álbum pero que señalen al canto de Anderson como una barrera importante para apreciar el contenido en su totalidad. Sin embargo, insisto, es un gusto adquirido. ¿A quién le gusta el café la primera vez que le da un sorbo en toda su vida? ¿Quién aprecia un buen vino cuando se ha probado una sola vez? Dog Man Star es exactamente así. Puede no gustarnos (incluso molestarnos u odiarlo) al principio. Pero mientras más lo bebemos, más y más gusta… y el efecto que provoca es cada vez mayor, cada vez más agradable… y así, poco a poco al escucharlo, lentamente se convierte en uno de nuestros vicios favoritos.
Anuncios

~ por fvguerino en julio 24, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: