Fugazi – The Argument

La mayoría de los casos en que un disco te suena atemporal, piensas que está fuera de lugar y que esto se convierte en un defecto grandísimo, como sí los discos que debes oir reflejaran la época en que fueron hechos. The Argument es un disco que se convierte en la canasta de cervezas más refrescante que encontraras en el desierto, sobre todo en 2001, cuando todo lo que oías era el tan aclamado garage rock cuyos mártires, como The Strokes y The White Stripes, pueden estarla padeciendo en estos momentos (aceptemos que no han vuelto a sonar como en ese glorioso año). Fugazi se la jugó en The Argument por mostrar todo aquello que valía la pena del rock, y que hacer rock no era una cosa nada fácil.

A través de once chances, el talento de Fugazi queda expuesto en todo su esplendor,  te la deja muy difícl cuando intentas buscarle un parecido; yo pensaba mucho en el Chairs Missing de Wire, en el que cada melodía te guarda una sorpresa cada minuto, obviamente con una melancolía única. “Cashout”, por ejemplo llega a sonar adolescente, y entonces piensas que se trata de esos discos de rock livianito, pero no deberías hacerte a esa idea, porque “Full Disclosure” no demora en estallarte en la cara, dejándote tan alterado para agradecer por los altibajos de “Epic Problem”. Una canción que se deshace en la boca es “Life and Limb”, nunca creíste que la ternura juvenil de Fugazi diera para tanta dulzura y de manera tan acertada, pero la belleza está realmente en el track que me destruyó la sensibilidad, “The Kill”, cinco minutos y medio de extrañeza, donde todo lo que te rodea se ve borroso, excepto tus ideas.

La segunda mitad suena algo gótica, como en “Strangelight”, una danza de muerte hipnótica, o en “Oh”, quizá la más divertida y la que más se acercaría al mainstream dentro de The Argument, lo que no quiere decir que sea de lo más fácil de oir, como “Ex-Spectator”  que es hasta sencilla en comparación a las demás canciones, pero su ejecución es estupenda, demostrando que punk no es sinónimo de guitarras simplonas. O como en “Nightshop”, donde la banda vuelve al sentido siempre épico de su música, en medio de un viaje por las calles de la ciudad en la noche, a través de una estructura rock sumamente clásica y así mismo brutal como nada que hayas oído, gracias a sus impresionantes guitarras, siendo este el track poderoso de todo el disco, y demuestran todos sus recursos.
Termina tremenda faena con “Argument”, deliciosa canción oscura que te rompe el corazón, con esa sensación de que podrías esuchar mucho más, pero quedas agradecido de que este álbum exista.

En The Argument no existe la economía en nada: las composiciones son súblimes como nada, todo está escrito con precisión y talento de sobra, sin embargo todo lo que Fugazi hace instrumentalmente es fenomenal, si es que pensabas que poco quedaba por hacer en el rock. Todos jugaron a la economía, y volvieron a ese principio del punk de los setenta, pero Fugazi luchó solo por el rock grandioso, ese que te hace sentir un monstruo devorador. Y hablando de monstruos, The Argument cobra vida propia gracias a la cantidad de vida que Fugazi puso en él.

Anuncios

~ por fvguerino en septiembre 2, 2008.

4 comentarios to “Fugazi – The Argument”

  1. concuerdo con todo lo q dijisteee amooo esteeeee discooo y este grupo

  2. kionda fugazi kilindo disco y desirles que les dejo mi correo para que medentrodo sobre sumusica es aldo_lenin@hotmail.com

  3. Fugazi es el grupo y The Argument un discazo, perfecto en la evolución de la banda… donde siempre haran lo que les de la gana y seguira molando, con toda probabilidad.

    Cuando me hice mi blog sobre música (casi no hay, eh?) decidí poner en la cabecera una frase de Ian Mckaye que me parece increíble. Y la primera entrada fue justo la que reseñáis arriba en la que se mete con la maldita SGAE.

    Echarle un vistazo:

    Un poco de silencio, por favor…
    (www.unpocodesilencioporfavor.blogspot.com)

    A lo mejor también compartimos algunas ideas:

    Diario en Crisis
    (www.diarioencrisis.blogspot.com)

    Por cierto, la última entrada es una curiosa mezcla de Fugazi y… ¡Destiny´s Child! Ala, se acabó de dar la brasa. Os seguiré…

  4. […] La mayoría de los casos en que un disco te suena atemporal, piensas que está fuera de lugar y que esto se convierte en un defecto grandísimo, como sí los discos que debes oir reflejaran la época en que fueron hechos. The Argument es un disco que se convierte en la canasta de cervezas más refrescante que encontraras en el desierto, sobre todo en 2001, cuando todo lo que oías era el tan aclamado garage rock cuyos mártires, como The Strokes y The White Stripes, pueden estarla padeciendo en estos momentos (aceptemos que no han vuelto a sonar como en ese glorioso año). Fugazi se la jugó en The Argument por mostrar todo aquello que valía la pena del rock, y que hacer rock no era una cosa nada fácil. (continuación) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: