David Bowie – Scary Monsters

Cuatro palabras me vienen a la mente para describir este album: abrasador, hipnotico, robotico y ecléctico.

Scary Monsters navega por un cumulo de influencias por las que Bowie ya experimento previamente, e intenta amalgamar en la que seria su ultima joya. Cadencias del funk, con no pocos guiños a la tendencia dance del momento de bandas como New Order, y de la riqueza rítmica del Talking Heads de inicios de la decada, están presentes por todos lados, así como multitud de texturas y hermosas pinceladas guitarrescas, que adornan una atmósfera tremendamente energética, un Bowie que parece gritarles en la cara a todos esos muchachos atrevidos que afirmaban revolucionar el rock, que el estaba mas vivo que nunca y que al maestro se le respeta, posicionándose con fuerza en la escena new wave. El camaleón le hace honor a su nombre en 3 de las canciones mas sobresalientes del disco: El maestro del pop en la gran Ashes to Ashes, el sofisticado hombre a la moda de Fashion, y el absolutamente bizarro narrador de la no menos excéntrica canción del titulo. Pese a que el lado B no sea tan poderoso, aun se da el lujo de una interpretación mas que emotiva en la hermosa Teenage Wildlife.

Si bien el disco se aleja de los valientes experimentos de la “Berlin Trilogy”, Bowie logra un sonido rico y accesible a la vez, bueno para escucharlo e incluso para bailarlo. Lamentablemente, de este punto no podia sino caer en picada.

Anuncios

~ por fvguerino en diciembre 22, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: