Camille Claudel y Auguste Rodin

“El amor conduce a la locura”, tal afirmación puede llevarse a cabo por los más variados caminos, pero hay un límite en que la locura se funde con el abandono, esto es exactamente lo que le ocurrió a la genial Camille Claudel.

Camille Claudel (1864-1943) es recordada en la historia como musa inspiradora de Auguste Rodin (1840-1917) y hermana de escritor Paul Claudel, mas pocos la recuerdan como la brillante escultora que siempre fue. Camille conoció a la edad de veinte años a un  famoso, cuarentón  y casado Rodin. Por estar con él debió enfrentarse a su familia y las costumbres de su época. El precio de su amor y de su aprendizaje fue mucho más alto: tuvo que tolerar que Rodin firmara sus obras, abortó dos veces y lo amó sin medida alguna. En la contraparte Rodin nunca dejó a su mujer.

La influencia de Rodin no se deja esperar en las primeras obras de Claudel, lo curioso es que después él se ve influenciado por la forma desgarradora, nudista y conmovedora con la que ella estampaba la expresión del los sentimientos y el alma humana, esta forma de mirar el cuerpo tal vez  nació por lo conflictivo de la relación, las variadas crisis y los violentos enfrenamientos con Rose, la esposa de Rodin.

Después de la ruptura definitiva, Camille se encierra en su taller, esquiva al mundo y continua exhibiendo sus obras en lugares tan importantes como el Salon d’Automne o el Salon des Independents. Con un gran desgaste en 1905 realiza su última exposición para entrar en un espiral de alucinaciones, comienza a destruir sus obras y su crisis se agudiza, todo esto por el sentimiento de paranoia que le provocaba la imagen de Rodin.

En 1913 luego de la muerte de su padre entra el manicomio Montdevergues, siendo rechazada por su familia y por el mismo Rodin, el mundo se olvido de ella incluso después de su recuperación, nunca logró salir y conoció la muerte en el recinto hospitalario.


El Abandono

Expresar la carne y el deseo desnudando el alma de las figuras dieron un sello a la escultura de Camille Claudel, su mayor reflejo puede apreciarse en “El Abandono”, que hace referencia a la leyenda hindú de Sakuntala.

abandono1


El Beso

La similitud con “El Beso” de Rodin es innegable, en esta ultima los amantes parecen fundidos, entregados en el gesto mismo a su amor, mientras en “El Abandono” la distancia entre los cuerpos da la impresión de que los dos condenados no podrán reencontrarse ni en el mismo nirvana, para reflexionar.

el-beso-auguste-rodin

Rodin se convirtió en un icono y escultor oficial de Francia, mientras que Claudel fue abandonada por la Academia Francesa al considerar su obra escandalosa.

Anuncios

~ por fvguerino en enero 10, 2009.

Una respuesta to “Camille Claudel y Auguste Rodin”

  1. Acabo de ver la película que jamás reflejará la inmensa pasión arrolladora y única de esta mujer inolvidable. LOS GENIOS SIEMPRE SON LOCOS, NO SON VULGARES, POR ESO, AL NO ENTENDERLOS MEJOR ETIQUETARLOS COMO LOCOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: