The Chameleons – Script of the Bridge

10453

In his autumn before the Winter comes man’s last mad surge of youth. What on Earth are you talking about?

Son las frases sampleadas con las que se abre “Don’t Fall”, primer himno del disco, compuesto, según Mark gracias a los hongos en una extraña noche. La rabia que destila la canción y ese característico toque épico de los Chameleons los hace alejarse del post-punk de Joy Division o The Cure de la trilogía siniestra. El álbum continúa imparable con “Here Today”:

Don’t know what happened
But somebody lost their mind tonight
Not sure what happened
But I don’t think I got home tonight
And there’s blood on my shirt

De nuevo imágenes desesperadas, locura, angustia… todo ello aderezado con un soberbio trabajo instrumental (guitarras cristalinas en el momento oportuno, una magnífica percusión) que dota a la canción de una gran intensidad.

“Monkeyland”, para muchos, otro gran clásico del grupo. Canción inspirada en el sentimiento de aislamiento que tenían en Middleton y en como la localidad acabó siendo conocida como “Monkeytown”.

“Second Skin” es una de esas canciones que dejan bien a las claras lo que hacían Chameleons. Post-punk oscuro e introspectivo en su primera parte y explosión de emociones cercanas al llanto cuando la canción concluye. Hacia el tercer minuto de canción un parón nos dirige a la emocional segunda parte, que contiene esas inmortales frases:

I realise a miracle is due
I dedicate this melody to you
But is this the stuff dreams are made of?
If this is the stuff dreams are made of

Tras el precioso final de la anterior y el vibrante comienzo de la mítica “Up the Down Escalator” (para mí, su mejor canción junto a “Swampt Thing”), casi que no tienes más remedio que caer rendido y enamorarte del grupo,es una de esas canciones con las que dan ganas de salir y comerse el mundo. De nuevo un grupo tildado de oscuro, introspectivo y triste crea uno de esos himnos imperecederos que parecen destinados a generar delirio en las masas y a llenar estadios (aunque en el caso que nos ocupa no fuera así).

Vuelve el lado más oscuro y reflexivo en la siguiente parte del LP, la que ocupa “Less Than Human” (Time he’s on our side she said, But it makes no difference in the end, He’s coming after you my friend), “Pleasure and Pain” (As certainly as the sun, Bakes a Sahara day, Ancient as the hills, Crumbling into clay) y “Thursday’s Child” (Where are we?, First and last, Bound together in our past). Las dudas acerca del fin de  la juventud y la muerte son temas recurrentes en estos temas.

“As high as you can go” acelera algo el ritmo (no mucho tampoco). Una hermosa guitarra conduce la canción hasta la aparición del teclado evocador (tal vez esta sea una razón por la que algunos ven al grupo como percusores del Dream Pop) que nos conduce a la parte final. Una canción, según las notas de Mark, acerca de la gente que vende sus principios por conseguir fama, y de como los de CBS les despidieron al negarse ellos a seguir lo que les dictaban.

De nuevo la rabia vuelve a surgir en lo que parece una versión ralentizada de “Don’t Fall”. “A Person Isn’t Safe Anywhere These Days” es, como sugiere su título, una canción acerca de la violencia que reina en estos tiempos, aunque a mí la frase “No one hears, no one sees As they drive her to her knees” siempre me ha sugerido una alusión a temas políticos.

La canción “Paper Tigers” surge de una pelea que tuvieron mientras teloneaban a Killing Joke.

Para el final dejan “A View From a Hill”, tal vez la canción más bonita y evocadora del disco. Supone un cambio con respecto a todas las anteriores desde “Up the Down Escalator”, que si bien son grandísimos temas, pecan un poco de esa linealidad que es una seña de identidad del post-punk. Volviendo a “A View From a Hill”, la canción es como una bella canción infantil dividida en dos, la primera parte, con letra, y una segunda, más hermosa si cabe, donde poco a poco todos los instrumentos van desapareciendo hasta dejarnos en silencio. Un tema melancólico y nostálgico, como así recuerda Mark en sus notas.

Anuncios

~ por fvguerino en enero 14, 2009.

Una respuesta to “The Chameleons – Script of the Bridge”

  1. Muy buena reseña, Felicidades. Enorme disco de The chameleons a veces es bueno que éstas joyas no llenen estadios, porque, no sé si éstes de acuerdo conmigo, pero el rechazo a lo comercial es parte de ese espíritu rebelde, introspectivo y honesto que los hizo unos grandes entre los pequeños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: