Lux Interior & The Cramps: Adiós Garbageman

Lo más horrible de las vacaciones (además de que se acaban y la llegada de marzo) es ponerse al día, el hecho de desconectarse del mundo te pasa la cuenta. Después de un día entero de voyeurismo musical dí con la ya añeja noticia de la muerte de Lux Interior (el 4 de febrero, problemas cardíacos, a los 62 años de edad), un desconocido para muchos, el vocalista de The Cramps para nosotros.

lux

Lux junto con Poison Ivy fueron padres, mentores, dueños y los únicos dignos exponentes de esa locura que quisieron llamar Psychobilly. Danzing y los suyos quedan como niños de pecho frente a la odisea horror punk que se asocia a la banda del difunto a quien homenajeamos. Podemos definir a The Cramps de muchas maneras, como un grupo de mal gusto, como la plena decadencia del punk, o como los portavoces de todo aquello nos hace unos inadaptados:

Monumento de y para la cultura biodegradable, remembranza sin resquemores del cafre adolescente que fuiste o quisiste haber sido, motos y carreteras nocturnas bordeando cementerios de Serie Z donde buscar la tumba de Bela Lugosi, o las tetas de Maila Nurmi… Eso son los Cramps.

Rockabilly radicalizado, tupés desmesurados, palurdos aprendiendo a rascar una guitarra o aporrear unos bombos en un garaje cochambroso, y Los Ramones haciendo turno para mirar por el ojo de la cerradura en un burdel de mala muerte, los autos que se transforman en burdeles para las reinas de belleza, el látigo y el fetichismo, la extrapolación de los miedos de Cronemberg … Eso son los Cramps

También Ed Wood encontrándose con Orson Welles en un bar de Los Ángeles a mediados de los cincuenta e intercambiando confidencias sobre cine y problemas de financiación, mientras Russ Meyer lleva su despiadado feminismo a la carretera, la psicodelia alejada de las flores y cercana a los reactores nucleares, la toxicidad traducida en la decadente cultura surf,… Eso son los Cramps.

Nada de romanticismo ni mística, olvidate de Allan Poe y acepta las maldiciones Faulknerianas, a la generación Beat empañada como la  sombra errante de Caín, o ese Caín que llamamos Jerry Lee Lewis pidiendo guerra,  acordemosnos de Elvis Presley, pero el Elvis colgado al techo de las drogas ofreciéndose a Nixon como agente secreto para la salvación del American Way of Life…  Éso son los Cramps…

…. todo eso fueron hasta la muerte de Lux Interior:

Anuncios

~ por fvguerino en febrero 27, 2009.

Una respuesta to “Lux Interior & The Cramps: Adiós Garbageman”

  1. Buenisimo lejos lo mejor que he leido de estos maestros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: