This Heat – Deceit

172491

DOWLOAD

Era casi una obligación oir el Deceit, ese extraño culto sobre uno de los mejores discos de los ochenta que no se parecía a nada antes hecho. Ahora puedo concluir que es no es más grande el mito que la realidad, que lo que hicieron This Heat fue seguir la excelente herencia de Can, utilizando los medios de sus días e influenciados por el panorama sombrío alrededor de la industria musical y el orden mundial. La imagen colorida que aún se nos vende de la década de MTV, el Nintendo y Ronald Reagan, tiene una cara diametralmente opuesta en en Deceit.

This Heat quizó crear con Deceit un sueño que mezcla la apocalíptica realidad de la guerra nuclear con pasajes oníricos, que por más absurdos, tanta convulsión los hace unas brillantes pesadillas. O así mismo lo anuncia “Sleep”, quizá lo único ligero que enfrentarás en en el disco y que muy poco durará, pues el paso de “Paper Hats” nos lleva a la oscuridad que baña a Deceit, la misma que en “Triumph” quisieras despejar, en una canción que suena a un deleite de obra kabuki de garaje, introspectiva en medio de la miseria. La energía aparece con “S.P.Q.R.”, donde se convierten en colonizadores en nombre del Imperio Romano, sin respeto por el otro, sólo buscando la gloria, la misma que alcanza This Heat en esta poderosa canción. Se levanta un halo litúrgico con himnos como “Triumph”, “S.P.Q.R”, “Cenotaph” y “Shrink Wrap”, ésta última mantra que te aconseja no morder la mano que te da de comer en un universo en continua expansión. Pero luego pasan a juegos como “Radio Prague”, donde parecieran jugar con la perilla del volumen de una grabadora, o “Makeshift Swahili”, acaso punk, acaso demasiado experimental para ubicarla en alguna categoría, hablando sobre la confusión de un mundo en el que todos hablan diferentes idiomas y nadie le entiende a la pobre chica alemana; vuelven con “Independence” al tono místico con sus arreglos tropicales y hablando sobre la igualdad de la humanidad, rota por la lógica bursatil. This Heat te lleva de un lado a otro hasta el final: mientras “A New Kind of Water” se convierte en lo más rock que pudiera haber en Deceit, “Hi Baku Shyo (Suffer Bomb Disease)” consiste en un divagar casi silencioso, que con el pasar de esos cuatro minutos se hace cada segundo más pesado.

Es un álbum del que es difícl decir cosas generales, poderoso tanto en su sonido único, como por sus letras entre el chiste y la dura realidad. De Deceit debieron alimentarse Boredoms y Animal Collective, pero ninguno ha sido tan preciso como los This Heat en 1981.

Anuncios

~ por fvguerino en marzo 21, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: