Charles Mingus – Mingus Ah Um

1959, que año más glorioso. En aquel diminuto período  de tiempo se publicaron discos espectaculares, neuralgicos en lo que al siglo XX refiere, por mencionar algunos: Kind of Blue, Mingus Ah Um, The Shape of Jazz to Come, Giant Steps, Time Out, Back to Back, Abbey Is Blue, Moanin’ la lista suma y sigue, es cosa de ponerse a buscar. ¿Quieres una obra maestra?, buscala en el 59′.

Dentro de la apabullante calidad de las artistas de esa época  hay un ocasional pianista, increíble compositor, carismático líder de banda, combativo ciudadano, orgulloso negro, peligroso enemigo, empedernido mujeriego, violento individuo, y mucho mejor contrabajista: Charles Mingus, quien fue uno de esos músicos en la historia del Jazz más difíciles de encasillar. Su eclecticismo natural y su desbordante talento lo hicieron transitar por caminos diferentes y sumamente originales, que nos lleno de discos geniales, como esos buenos vinos en los que su aroma es intenso y única la sensación que dejan en el paladar.

Uno de los discos que Mingus que más tengo en el paladar es el  “Mingus Ah Um”, y eso que sumerguirse en las obras de Mingus puede ser algo complicado por la cantidad de piezas apabullantes que se nos presentan: “Pithecantropus Erectus”, “The Clown”, “Tijuana Moods”, “Blues & Roots”, “Charles Mingus presents Charles Mingus”, “Mingus at Antibes”, “Mingus,Mingus, Mingus, Mingus”, “The Black Saint and the Sinner Lady”, “The great concert” y podríamos seguir.

11222

DOWNLOAD

Aquellos discos, todos, son magníficos,  pero ahora nos convocamos entorno a este: “MINGUS AH UM”. La razón principal es la variedad de estilos utilizados y la enorme calidad de las composiciones, sumado a que escuché “Boogie Stop Shuffle” todo el verano. Aquí escuchamos a un grupo camaleónico tocando sin solución de continuidad Gospel, Bebop, Hard Bop, New Orleans, Swing…… y lo más importante puro rock&roll (en actitud, pero también vale), Mingus tenia una visión del jazz sumamente extravagante, con matices y guiños a diferentes estilos y una original forma de componer. Si bien esta etapa esta alineada al Hard Bop de los 50’s, sus discos no sonaban parecidos a ningún registro de la época. Diría que junto a Thelonious Monk, fue el “bicho raro” de los 50’s.

Para el disco formó un septeto donde se destacan John Handy, y el monstruoso tenor Booker Ervin. El sonido de la banda trae reminiscencias muy claras a las teorías compositivas de Ellington. Los climas creados, las orquestaciones y sobretodo las sutilezas sonoras ubican esta producción de Columbia Records, entre lo mejor de su prestigiosa discografía. Pareciera que ningún estilo del jazz les fuera ajeno a los John Handy, Booker Ervin, Shafi Hadi, Jimmy Knepper, Willie Dennis, Horace Parlan y Dannie Richmond, conducidos con mano férrea y al mismo tiempo con toda libertad por Mingus. Cuando los días 5 y 12 de mayo de 1959, los mencionados entraron el dicho estudio de Columbia, situado en la calle 30 de Nueva York, para grabar un puñado de temas, todos compuestos por Mingus, no eran conscientes de estar dando forma a una de las mejores grabaciones de la historia del jazz.

Comienza “Better Git On Your Soul” con la introducción de Knepper y los pies se disparan. ¡Qué ritmo, qué fuerza, que poder!. Apenas nos hemos recuperado de semejante torbellino y nos cae encima…… la sutileza en estado puro, para esta producción que se resume perfectamente en una de las baladas más increíblemente bellas de Mingus, y de la historia del Jazz. “Goodbye Pork Pie Hat”, dedicada al celebre Lester Young que algunas semanas antes había muerto.

Y ya estamos con otro imparable temazo, “Boogie Stop Shuffle” o del cielo a la tierra, directamente a los dancing-hall de cuando el jazz era una música popular y bailable, no un laboratorio para experimentos (tampoco fue justo Lennon, calificándolo de mierda para intelectuales).

charlesmingus“Self-Portraits in Three Colors” o Mingus en el diván del psquiatra. Y siguen los variados homenajes a músicas y maestros, “Open Letter to Duke”, es una contenida misiva al mayor compositor norteamericano del sigo XX, incondicionalmente admirado por Mingus,su gran y verdadero ídolo, fue toda la vida Duke Ellington, y es aquí donde más dejó en evidencia su admiración hacia el Duke. También hay espacio para una emocionada mirada a Bird, a esta altura ¿Quién se osa a no giñarle a ojo a Bird?, por eso tenemos “Bird Calls”,  Mingus asimilando el legado del gran genio.

Furibunda descripción de Faubus, el fascista gobernador de Arkansas de la década de los 50, podemos encontrar en  “Fables of Faubus”,  que termina siendo una de esas imborrables piezas empapadas de dignidad, rabia y energía del Mingus más indomable. El Mingus activista social, ese que se manifestaba en pro de los derechos de los negros y que no tenía pelos en la lengua para expresarlos.

Extraordinaria “Pussy Cat Dues” con el clarinete de John Handy y el maravilloso trombón de Jimmy Knepper, que también se luce en el homenaje a Jelly Roll Morton, que despide a lo grande el disco.

De éstos nueve temas, todos menos “Better…”, “Fables…” y “Self-Portrait…”, fueron acortados para la versión en LP. Publicados en su edición original en 1979, se añaden tres temas extras en ésta reedición: dos temas de Mingus, “Pedal Point Blues” y “GG Train” y un tema de Clapp-McHugh “Girl of my Dreams. No es un material esencial ni añade más gloria al álbum, ¡sería imposible!, solo alarga la agradable sensación de escuchar uno de los mejores discos de la historia.

La real magnitud de este álbum fue opacada notoriamente porque el 59 fue año glorias, Ornette Coleman puso al Jazz de cabeza con “The Shape of Jazz to Come” inaugurando la era Free Jazz, Miles Davis las estructuras modales y John Coltrane los acertijos indescifrables de su “Giant Steps”, pero ahora gracias al tiempo, re-ediciones y la fanaticada hambrienta de Mingus han puesto al “Mingus Ah Um” en el pedestal que le corresponde, un disco infaltable para los amantes del jazz en cualquier nivel, pieza clave para entrar al mundo de Mingus, mejor ir a la segura y agradable antes de explorar la etapa del “The Black Saint and the Sinner Lady”.

Sin más que decir:
Un buen trago, Mingus, fumestibles y a disfrutar!, ….. la cuenta por favor!!!

Anuncios

~ por fvguerino en abril 11, 2009.

Una respuesta to “Charles Mingus – Mingus Ah Um”

  1. Fantástico post, compañero. Cojonudo para leerlo disfrutando del LP. Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: