Metamorfosi – Inferno

Sin duda alguna la Divina Comedia es uno de los puntos álgidos de la literatura universal y punto de encuentro para todos aquellos que gozan de la imaginería teológica. Más allá del valor intrínseco que adquirió por derecho propio la obra de Dante Aligheri, podemos encontrar su gran influencia en un sin número de expresiones de las mas diversas índoles, como por ejemplo en el boom del progresivo Italiano de los años setenta.

Dante, dividió su viaje en la compañía de Virgilio en tres Cantos, referentes a los estadios después de la muerte como son el Infierno, el Purgatorio y el Cielo, pues bien el canto que nos interesa en esta ocasión es el del Infierno. Desarrollar un paseo por el inframundo no es una tarea sencilla, el hecho de plasmar el castigo y la condenación sobre los que han obrado “mal” en la tierra tiene su punto tentativo, lo mismo que describir la morada de Don Sata, entre nosotros, para hacer un disco de musica, que es mas atractivo: el cielo o el infierno. Creo que no hay duda que el infierno surge mucho más tentador y exploratorio que el cielo. Bueno ese mismo raciocinio desarrollaron los otrora jóvenes de Metamorfosi, quienes a su usanza musicalizaron este paseo por el Inferno de la forma más pulcra y ortodoxa que el progresivo nos pueda ofrecer. Desde los intensos teclados de la Porta dell’Inferno, emuladores de las más grandes e inexorables puertas que un hombre pueda presenciar, hasta las turbulentas aguas por donde Caronte transporta a las atormentadas almas, pasando por los personajes que Dante y Virgilio se encuentran durante su “paseo dominical”, todo esto en un pulcro trabajo de teclados, órganos y sintetizadores. Un disco de culto para los amantes del progresivo, de una de las cientos de bandas italianas que luego de editar un titulo desaparecen sin dejar huella.

DOWNLOAD

Descripción del infierno de Dante

El Infierno de Dante tiene forma de embudo dividido en círculos decrecientes. Los círculos son nueve: los cinco primeros conforman el Alto Infierno y los cuatro últimos, el Infierno Inferior. Está de más decir que a mayor profundidad, más intenso el calor y más graves los pecados.
Sin embargo, no puedo asimilar la escala que ofrece la Divina Comedia, porque para mi, pecado es otra cosa. Pecado es molestar, desperdiciar el tiempo, traicionar, usar aceite mezcla, comprar jeans de tiro alto, presumir o acostarse con el novio de una amiga. Por tal motivo, aquí ofrezco timidamente mi infierno personal; en donde condeno a aquellas que nos hacen día a día, la vida un poco más incómoda.

Primer círculo:
Las profundas

Sus arranques intelectualoides las llevaron al primer círculo, en donde sufrirán el más terrible de los castigos: ser iguales a las demás. Pero eso no es todo; esta vez, también se enfrentarán a la hostilidad del entorno, pues para ellas, la primera capa del infierno es un campo verde de tiernos brotes en donde nunca se oculta el sol.
Segundo círculo:
Las viejas pesadas

Las viejas que eligen kinoto por kinoto, las que quieren charlar, las que ignoran el espesor de las paredes en los edificios modernos, las que conversan en los comercios, las que tienen un perro con nombre de señor, las que espían y las que caminan amuralladas; todas ellas se encontrarán en el tercer círculo del infierno: un enorme supermercado de pasillos angostos, con productos de etiquetas ilegibles y cajas sin prioridad para ancianos.

Tercer círculo:
Las Omliguitas

Ombliguita está convencida de que su familia es una fuente es inspiración para los demás. Le gusta enumerar las doscientas funciones de su nuevo dvd, relatar cómo su abuelo fundó la ciudad de Plátanos o exhibir los escudos familiares del marido. Por razones de horarios, el show de niños prodigio sólo se hace por la tarde, cuando sus hijos están despiertos y dispuestos a mostrarle al mundo cómo hacer soretes de plastilina o sacarse los mocos haciendo la vertical.

Cuarto círculo:
Las madres invasivas

Están destinadas al quinto círculo todas aquellas madres que nunca hayan comprendido el concepto de “privacidad”.
Por sus pecados, deberán vagar habiéndose vaciado las cuencas de los ojos, mientras un coro de gárgolas lee sus diarios íntimos en voz alta, y en una pantalla gigante, se proyectan infinitamente sus anécdotas más privadas.

Quinto círculo:
Las moscas muertas

Las temibles enemigas de la confrontación están destinadas a padecer la eternidad convertidas en insectos lentos y evidentes. Esta vez, su hogar será una telaraña enorme, en donde mueren una y otra vez aplastadas por una poderosa tarántula tropical.

Sexto círculo:
La madre que inocula culpa

Vivirán en el sexto círculo quienes hayan consagrado su existencia a victimizarse y a mutilar la independencia de sus hijos por medio de sus peligrosas lenguas bífidas llena de dobleces y segundas intenciones.

En el infierno, todas las tardes sus hijas saldrán de paseo, y al volver, las encontrarán llorando, o tiradas en el baño con la cadera rota, o atoradas de pastillas o con las valijas en el palier; y en todos los casos, las ignorarán.

Séptimo círculo:
Las Pasive-agressive

Todas aquellas que posean alto porcentaje de comentarios maliciosos cifrados en observaciones y sugerencias están destinadas a vagar por el Infierno luciendo el peor de sus vestidos y un peinado demodé, mientras el resto de las mujeres las critica a sus espaldas.

Octavo círculo:
Las naranjitas

Cuando por fin encuentra su otra mitad, la naranjita siente que sus amigas de toda la vida son ahora solteras patéticas que no merecen su atención. Desde ese momento, las únicas activiadades dignas de su persona son las reuniones familiares, las salidas con su novio y las reuniones de parejas.

Todo aquello que esté relacionado con su soltería es repulsivo, triste y amenazador salvo cuando hace caridad, y le presenta a una amiga un soltero impresentable amigo de su marido.

Por sus pecados, las naranjitas arderán en la eterna llama de la soltería, en el segundo círculo del Infierno: una interminable fiesta de solos y solas, con un extenso y colorido carnaval carioca.

Noveno círculo:
La planta carnívora:

Provocativa como una frutilla entre los labios, la planta carnívora desea poseer a todos los hombres que tengan interés en una segunda mujer.

El ritual es simple y sin variaciones: la planta se frota a escondidas con un muchacho, lo devora y luego se purga llorando y pidiéndole perdon a su amiga, la novia legítima.

A las veinticuatro horas de su última disculpa, el receptáculo se abre nuevamente y la planta carnívora está lista para sorprender a sus amigas y comenzar con el ciclo otra vez.

A las plantas carnívoras les corresponde un lugar a la derecha de Satán y una almohada en su lecho abrasador. Pasarán la eternidad como ilusas esposas engañadas, con un trapo repasador en la mano, y la cena quemada en el horno.

Anuncios

~ por fvguerino en diciembre 18, 2009.

Una respuesta to “Metamorfosi – Inferno”

  1. MAGISTRAL DISCO EL DE METAMORFOSI. MALEBOLGE ES MI TEMA PREFERIDO LUEGO SACARON EL DISCO PARADISO. fernando_punales@hotmail.com POR MAS INFORMACION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: