Se nos va una decada parte V: 2003

Volviendo a la carga, ahora es el turno del 2003, un año lleno de discos progresivos, gente que se cría punk, gente que creía que el punk había muerto y gente que pensaba que el rock había pasado.  Pues bien, acá van los discos que más disfruto del 2003:

Kayo Dot – Choirs of the Eye

Ya lo dijo la gran renovadora de la danza Martha Graham: “No hay artista por delante de su tiempo. El verdadero artista está en su tiempo. Son los demás los que van con retraso”, y este es el caso absoluto de Kayo Dot, Choirs of yhe Eye salió a la venta el 21 de octubre de 2003, planteando una línea renovadora a varias aportaciones de campos musicales independientes de distinta orientación, dígase por ejemplo el black-metal, el post-rock, el rock progresivo o la vanguardia clásica. Las expectativas al menos a nivel conceptual eran bastante amplias, y el disco daba y da una sensación de música completamente programada a la que nada se escapa y que se somete a un férreo control compositivo. La improvisación no tiene cabida en esta obra, pero en compensación destacará por ser tremendamente abrupta a nivel formal, dando saltos, giros y cambios completamente inesperados, pasando de pasajes pesados, anárquicos y esquizoides a la mayor serenidad, lirismo y contención posibles.

Boris – Boris at Last -Feedbacker-

El disco más completo de Boris. Una mixtura espectacular en la que el drone, el metal y el progresivo más espectral se aúnan magistralmente. Un disco sin duda muy ambicioso, dado su formato de un único tema, y que se beneficia de una estructura muy bien manipulada y que no pierde fuelle en sus 43 minutos de duración. La fusión entre el indie y el metal ha alcanzado aquí uno de sus exponentes más perfilados, una obra de la que se hablará dentro de 20 años y cuyo culto sólo puede crecer. Esencial y un clásico directo.

The Mars Volta – De-Loused in the Comatorium

La historia: Cerpin Taxt intentó suicidarse a través de una mezcla de morfina y veneno para ratas, pero le salió el tiro por la culata y se vio envuelto en un largo coma, en el que atraviesa un mundo de sueños conocido como The Comatorium, experimentando visiones de la psique y de la humanidad, se despierta de The Comatorium sólo para descubrir el mundo real insatisfactoria y se mata bien arrojándose de un puente.

Detrás de la historia: De-Loused in the Comatorium  pasará a la historia de la música como una de las declaraciones de apertura mental más poderoso de una banda como At the Drive-In. Ha realizado plenamente, excitante y de manera fresca, increíblemente denso – es todas estas cosas y mucho más.  Omar Rodríguez López y Cedric Bixler Zavala buscaron una manera de combinar su voz y la multitud de influencias diversas; El resultado fue The Mars Volta.

The Fall – The Real New Fall LP: Formerly Country on the Click

“Only humans carry their past around – their past around”
The Fall, simplemente ellos, un grupo que me a tenido atrapado el último año y cada pieza que he escuchado me suena a gloria.

Enslaved – Below the Lights

Poco o nada empatiso con en metal orientado a los vikingos y demases bullshits, pero Enslaved se merece una excepción, por su genial y bien estructurado black metal. Lleno de parajes gélidos y progresivos, resulta una delicia escuchar a estos noruegos.

Ephel Duath – The Painter’s Palette

Otro disco de metal, muy progresivo y con muchas reminiscencias al fusión.

William Basisnski – The Disintegration Loops II

Vida, muerte, desintegración. Sí, suena cliché. Es un tema que apareció en el arte desde sus inicios. Bueno, en realidad esa es una hipótesis mía, el punto es que Basinski en realidad no hace nada nuevo aquí. Y, sin embargo, el resultado no cae por debajo de lo que uno espera.
Creo que lo que hizo exactamente se conoce: Ató las cintas hasta que literalmente se desintegran. Saltos y crujidos aparecen de forma onírica, la melodía  que permanece nunca será la misma de nuevo. La presencia de la muerte, así como la vida en todo lo que ven, oyen y sienten. Y me atrevo a afirmar que nunca se ha realizado en la belleza absoluta de este tipo antes. Esto es parte de la culpa en la magnificencia misma de las melodías.
Es una verdad dolorosa, que todo lo que es querido, cada lugar, cada pensamiento y cada persona que un día se desvanecen. Y no dejan nada. Pero no debemos estar tristes sobre ella, en lugar del tesoro los momentos que se les concedió tanto más cuando ninguno de ellos nunca volverán. Incluso el amor no durará, un pensamiento que tal vez haría que el tipo no correspondido más fácil de tratar – si no fuera una mera idea, si se puede realmente sentir fuera del mundo frío de los conceptos e ideas. ¡Ah, he intentado no ser demasiado cursi …
Percusión ligera, tonos desvaneciendo en aviones desapareciendo en la nada. Un montón de cosas vienen a mi mente, un montón de sentimientos dudo que pueda llegar a ser capaz de expresar realmente. Un profundo anhelo, nunca se han cumplido. Una suave tristeza por el fallecimiento de todas las cosas que en su causalidad cruel dejar su huella en otras cosas, a punto de pasar. Espero, yo en realidad no escribir sobre la música de aquí, ahora ¿no? Supongo que no hay mucho que decir sobre el sonido real – las cosas que se evoca lo que cuenta aquí. O al menos eso creo. Si no eres capaz de frenar una hora, para pasar el tiempo sin hacer nada, de pensar y sentir, entonces me cabe duda sobre el deguste de estos álbumes. Tal vez “disfrutar” no es la mejor palabra aquí, con sus connotaciones de poca profundidad; “entender”? “sentir”? No lo sé. Yo no sé si sentir lástima o envidia o bien, realmente no lo haría. En realidad asumir que sería el último. Pero lo que sea …

Ulver – Svidd Neger

Mis obsesiones Ulver están empezando a calmarse un poco y mi amor por la banda ahora se está estabilizando. Debo decir que todavía estoy escuchando a estos noruegos de forma bastante obsesiva, pero no estoy corriendo a casa ya ponerlos en lo más rápido posible. Por ahora, me sé todos sus lanzamientos de estudio de memoria, sin embargo, todavía estoy descubiendo algunos EPs y bandas sonoras de forma más profunda. Yo había oído Svidd Neger antes, pero nunca con demasiada atención. Sin embargo, ahora me encuentro escuchando de una manera completamente distinta, con mucho cuidado, lo que ha hecho aflorar la belleza de esta placa. Su última obra Shadows of the Sun y de su anterior registro de la Perdition City se quedó muy cerca de ella en los estilos de música, pero ninguna de las anteriores es tan absolutamente hermosa como esta pieza de música. La principal diferencia entre el 3 es que Perdition City es mucho más rítmico, basado en esto es más clásico, mientras que esto es completamente instrumental.
La música es, por supuesto, la atmósfera y como la música Ulver en su mayor parte es melancólico y sí, es también muy apropiado para la música de fondo, las piezas de piano son fantásticas, los cuernos en la superficie son impresionantes y el grito espeluznante espeluznante de gato salvaje, en realidad, un estado de ánimo.

Sleep – Dopesmoker

Un riff. Un solo, un riff aplastante para 63 minutos. Eso es lo que nos guía a través de la historia épica a la que el oyente se transporta: la tierra de los riffs en un sueño retorcido. Eso y los tambores de explosivos y las voces guturales. Dopesmoker fue y es una declaración para Sleep. Dopesmoker es una canción que consiste principalmente de un largo y estridente zumbido, seccionado con intervalos muy significativos en el viaje ácido que Sleep representa. Los ejercicios mentales a lo que los riffs nos pueden conducir son imperecederos, es alucinación pura, una bien oscura, bien stoner que va y vuelve de una tierra a otra. Las letras tienen que ser tomadas con un grano de sal y sin embargo, hay un montón de divagaciones sobre las cosas religiosas y los conflictos míticos. Yo sugeriría escuchar cuando en un estupor de ebriedad, o cuando estás muy cansado y acostado en la cama bajo los efectos de la mandanga.

Explosions in the Sky – The Earth Is Not a Cold Dead Place

Este album ya lo reseñé :P, una experiencia única en el post-rock

King Crimson – The Power to Belive

” She carries me through days of apathy; She watches over me.
She saved my life, in a manner of speaking,
When she gave me back the power to believe. “

King Crimson a esta altura es una maquina inmortal.

Colour Haze – los Sounds de Krauts

Todo lo que espero del rock e un poco de psicodelia y en mayor factura Stoner,, y Colour Haze me entrega los dos en moderadas dosis. Llenando el ambiente de atascos entre fluidos groovy y el entusiasmo sobrio del rock. Otro elemento espectacular es la desligue de la psicodelia gringa hippie mierda, y la asimilación del krautrock aleman, mucho más temerario y elocuente.

Uno de los grandes exponentes del sludge atmosferico es Cult of Luna (cuyo nombre me encanta), quienes matizan de forma magistral el avance doomiento de las melodías con desgarradores gritos hardcore. Angustia total.

Streetlight Manifiesto – Everything Goes Numb

naaah, pos elegí este disco por el sonido a The Specials que contiene, además de ser un ska muy piola.

Anathema – A Natural Disaster

A Natural Disaster’ es un disco que me sorprendió bastante. De la discografía de Anathema yo no estaba muy informado. Sabía que se trataba de una de las bandas más importantes del doom metal (en su caso, death-doom) así que me imaginaba el típico sonido cavernoso y opresivamente lento del estilo.  Y cuando comenzó a sonar la maravillosa “Harmonium” quedé lelo. El sonido respondía al de una banda de rock progresivo contemporánea que privilegia las largas y azules texturas atmosféricas del post/rock con una performance vocal limpia y una guitarra poderosa(aunque no necesariamente metálica) que sirven de guía sonora para no perder de vista la progresión de las canciones. El suyo es un sonido increíblemente expresivo. No necesita del volumen o agresión excesiva del estilo inicial de la banda para canalizar la urgencia de su mensaje. Yo, sin llegar a entender las letras del todo, tampoco las necesito, ya que la parte instrumental sugiere más que suficiente. Es una propuesta que conjuga la complejidad sonora con un sentido de construcción lo suficientemente claro como para procesar su música fácilmente. Es un disco inmediato y que recompensa a la primera escucha.

Carbon Based Lifeforms – Hydroponic Garden

Un discos bastante agradable de psytrance, muy oreja y lleno de pasajes alucinantes.

Mogwai – Happy Songs for Happy People

Mogwai es Mogwai, el que no los conoce que se de con una piedra en el pecho y se baje la discografía al touch

Steve Roach – Mystic Chords & Sacred Spaces

Ola laaa,…. una obra mágica de progresivo electrónico muy tripiado.

Manes – Vilosophe

Siguiendo en la volaa media electrónica, pero esta vez algo más metal,es como lo que quería hacer linkin park, pero con calidad y altura de miras, genial pensando que viene de la mano de unos ex-black metal.

The Desert Sessions – 9 & 10

Cerramos esta cuenta, con un proyecto de Josh Homme, puro stoner y para rematarla, tiene colaboración de Poly Jean.

Anuncios

~ por fvguerino en febrero 15, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: